Ángel Di María es un centrocampista zurdo dotado de grandes cualidades técnicas. El jugador argentino es un trabajador nato, destaca tanto en labores defensivas como ofensivas, tiene muy buena llegada al área.

Di María empezó a jugar al fútbol con tan solo 17 años, otro caso de joven talento. Su primer club fue Rosario Central, equipo de la provincia de Santa Fe del que han salido jugadores reconocidos en el mundo del fútbol, como el Kily González o el portero de la selección Argentina Abbondanzieri. Durante las dos temporadas en las que formó parte del club argentino, el centrocampista anotó un total de seis goles en 35 partidos. En la temporada 2007  Di María estaba en boca de todos, se alzó con la copa del Mundo Sub 20 de Canadá con la selección albiceleste, el jugador argentino recibió numerosas ofertas, entre ellas destacaba la de Boca Juniors, pero fue finalmente el equipo luso del Benfica quien se hizo con sus servicios, pagando un transfer de seis millones de euros. En el Benfica, dirigido por el español José Antonio Camacho, desarrolló las cualidades técnicas que le atesoraban como una joven promesa. Tan solo un año mas tarde, en 2008, el argentino consiguió la medalla de oro en los juegos olímpicos de Pekín con su selección nacional.

En las dos temporadas en el club portugués, el centrocampista argentino se ha ganado un puesto indiscutible en el equipo titular, y verano tras verano surgen rumores acerca de su posible fichaje por alguno de los clubes más grandes de Europa, como el Real Madrid, para el que ya sonó la temporada pasada. Di María es un jugador con mucha proyección y estoy seguro que muy pronto le veremos en alguna de las ligas mas grandes del continente europeo.

Kun Agüero

11 febrero 2010

Sergio Agüero es el nuevo ídolo de la afición rojiblanca del Atlético de Madrid. Con apenas 21 años, el delantero colchonero, es ya un referente tanto en el equipo madrileño como en su selección nacional.

Nació en Argentina en 1988. Pronto comenzó a jugar al fútbol en las humildes canchas del barrio de Flores, en Buenos Aires. Con tan solo 9 años, el Kun ya era hincha de Independiente, equipo laureado de Argentina y fue precisamente en este club, donde Agüero debutó como futbolista profesional en la primera liga Argentina. Comenzó en las categorías inferiores, hasta que el 5 de julio de 2003 con 15 años, jugó su primer partido frente a San Lorenzo en el torneo clausura, convirtiéndose en el jugador mas joven en debutar en la liga argentina, batiendo el record del dios argentino, Maradona. Pero no fue hasta la temporada siguiente, en 2004, cuando el Kun despegará como futbolista y fue entonces cuando se ganó la titularidad en el frente ofensivo de Independiente. Con mucha mas confianza afrontó las siguientes dos temporadas, en las que se convirtió en el jugador revelación, premiado con el clarín de oro y a su vez campeón del mundo con la selección albiceleste sub 20 en los países bajos.

Fue el verano de 2006 cuando el joven delantero dió el salto a la gran liga europea y sus grandes actuaciones en el torneo clausura llamaron la atención de los ojeadores del Atlético de Madrid, quienes lo comunicaron rápidamente, haciéndose posible  de esta manera el fichaje del Kun por el club rojiblanco. Tan solo le han bastado 3 años al joven delantero para demostrar el porqué de su contratación tan temprana. A pesar de que el club de la rivera del Manzanares no atraviesa por buenos momentos, Kun ha hecho olvidar a la antigua figura rojiblanca, el niño Torres, y se ha convertido en el ídolo local. Durante su estancia en España, el jugador ha seguido engordando sus vitrinas personales. En 2007 recibió el premio Golden Boy, y se alzó con su segundo mundial consecutivo con la selección argentina sub 20, esta vez en Canadá. No obstante, un año más tarde, en 2008, recibía la medalla de oro de los juegos olímpicos de China, además de ser galardonado como el mejor deportista del año según la GQ, recibir el premio Antonio Puerta y el trofeo EFE.

La brujita Verón

9 febrero 2010

Aunque no podemos calificar a Verón como un ejemplo a seguir de las canteras de futbolistas, la magia de este jugador ha hecho que no pase inadvertido en ningún continente del mundo.

Juan Sebastián Verón es hijo del mítico jugador de Estudiantes de la Plata, Juan Ramón “la Bruja” Verón. Pero no podemos decir que el apodo de “la Brujita” es heredado, porque ha sido su magia la que se ha ganado a pulso este gran apodo tan merecido. El centrocampista argentino posee una técnica con el balón al alcance de muy pocos, esto unido a la gran visión de juego, hace de la brujita, un jugador único.

Verón comenzó su carrera futbolística en Estudiante de la Plata con 19 años, sus comienzos no fueron fáciles puesto que, en su primer año en la primera división argentina, la brujita descendió de categoría. Este “fracaso” le sirvió al jugador para hacerse fuerte y, tan solo un año mas tarde, se alzó con el campeonato de Nacional B y con ello su retorno a la primera división.

La brujita Verón no es un jugador de un solo equipo y su trayectoria lo confirma. En 15 años en la élite del fútbol el centrocampista ha pasado por un total de ocho equipos distintos. En el regreso de Estudiantes de la Plata a Nacional A, la brujita fichó por un grande de Argentina, Boca Juniors pero, tan solo un año mas tarde, el jugador probó suerte en la liga italiana. Durante su estancia en el calcio, cinco años, el centrocampista pasó por tres clubes distintos, la Sampdoria, la Lazio y el Parma. Fue en este último, donde Verón destacó notablemente, tuvo la oportunidad de jugar al lado de otros grandes futbolistas como Cannavaro, Thuran Crespo o Buffon, y en los dos años en los que estuvo en la ciudad parmesana se alzó con la copa italiana y la copa de la UEFA. A ello habría que sumarle otros cuatro grandes títulos en el club romano de la Lazio. También pasó por otras ligas como la inglesa (Manchester United y Chelsea), pero después de tres años en las islas, donde el deportista pasó con más pena que gloria, Verón volvió al Calcio italiano, esta vez de la mano del Inter de Milán para agrandar, más si cabe su leyenda. Actualmente la brujita trabaja para el club que le vió crecer, Estudiantes de la Plata, donde a gozado del reconocimiento a nivel personal, que se merece este gran jugador, ya que ha recibido hasta ocho distinciones personales. Entre ellas debemos destacar la de futbolista del año en Sudamérica por partida doble, hasta en tres ocasiones ha sido considerado parte del equipo ideal de América y por ultimo, fue galardonado como mejor jugador y mas valioso de la Copa Libertadores.

En la actualidad el jugador argentino, a sus 34 años, goza de su segunda juventud, se vuelve a sentir importante tanto en su club como en su selección, donde ha vuelto a ser convocado de  la mano de Diego Armando Maradona. Esperemos verle muchos años más.

La cantera argentina es una autentica fábrica de grandes jugadores, aunque nada tiene que ver la formación que reciben estos jugadores con la que puedan recibir los canteranos europeos.

Algo común entre los jóvenes talentos argentinos es su procedencia, en general, de barrios obreros, donde apenas tienen medios para practicar el deporte que desean. Por ello, los grandes clubes de Argentina, como River Plate, Boca Juniors, Argentinos Juniors o Velez, muy pronto se hacen con los servicios de estas pequeñas promesas, para sacar un mayor rendimiento de ellos, tanto futbolístico como económico.

Si en algo destaca el fútbol argentino, es en la exportación de jóvenes talentos. La salida tan temprana de las nuevas estrellas argentinas propicia el debut de  jugadores cada vez más jóvenes. Si hace unos años la cantera por excelencia era la de River Plate, de donde salieron jugadores de la talla de Ortega, Crespo, Gallardo, Aimar, Saviola, D’allesandro, Almeyda, Mascherano, Demichellis, Higuain, actualmente no parece estar tan claro que sea  hacía River donde haya que mirar y se habla de otros clubes mas pequeños como Newells, de donde salió Messi ó Heinze, o Argentinos Juniors, donde crecieron Riquelme y Cambiasso. La ventaja que poseen estos equipos mas pequeños con respecto a River o Boca es clara, y es que los clubes más grandes tienen la obligación de ganar año tras año, debido a la gran inversión que realizan (comparado con el resto de Latinoamérica, nunca con Europa), mientras que estos equipos mas pequeños, tienen mucho que demostrar y poca presión.

De lo que no cabe duda es de que, a pesar de la fuga de talentos futbolísticos que se produce en Argentina continuamente, la selección albiceleste es uno de los equipos mas exitosos del fútbol mundial. Aunque sus jugadores estén repartidos por distintos puntos del mundo, tienen algo en común, el amor a los colores de su país.

Diego “El Monito” Perotti

16 noviembre 2009

2009082079PerottiLa historia de Diego Perotti se asemeja a la de muchos jugadores sudamericanos que prueban fortuna lejos de sus fronteras. Todos estos jugadores tienen algo en común, sacrifican sus vidas para dedicarlas enteramente al fútbol.

La vida de esta joven estrella, ha estado rodeada siempre de fútbol, su padre Hugo Osmar Perotti, jugó en Boca de la mano de  jugadores como Hugo Gatti o Diego Armando Maradona

La vida de Perotti esta marcada por el sacrificio. Con apenas 12 años, formaba parte de las categorías inferiores de Boca Juniors, una cantera conocida a nivel mundial, de la que han salido muchos jugadores de la talla, de Maradona, Batistuta o más reciente aún, Juan Román Riquelme. Pero con tan solo 14 años dejó este club para fichar por el Club Deportivo Morón, ¿los motivos?  maltrato psicológico. Según el mismo afirma,” en Boca te trataban realmente mal”, son muy exigentes, quizás demasiado, pues hablamos de chicos de doce años.

La vida de Diego cambió cuando fue llamado por la selección Sub 20 de su país, un escaparate para estos jóvenes talentos. Más aún cuando Argentina se alzó con el titulo de campeona del Mundo Sub 20 en Canadá.

Fue en 2007 cuando Perotti ficho por el Sevilla Atlético, recién ascendido a segunda división A. No es fácil venir de otro país y adaptarte al equipo rápidamente, pero “El Monito” contaba con el apoyo de varios compatriotas como Fazio o Acosta.

Pronto dio el salto al primer equipo y en apenas dos años, se ha ganado la titularidad, llegando a sentar en el banquillo a otra joven estrella nacional como es Diego Capel. Pero esto solo es el comienzo de una carrera prometedora para el joven jugador argentino. De momento ya ha cumplido un sueño, el de jugar contra su compatriota Leo Messi y su ídolo Thierry Henry.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.